Skip to main content Skip to search

Archives for General

Impuesto sobre los Ingresos Brutos (IIBB)

Impuesto sobre los Ingresos Brutos, en Countax, además de brindar ayuda a empresas, PYMES y Stratups con servicios de Contaduría Online, también de damos información general sobre Impuestos y todo lo referente al sector, en esta publicación vamos a contarte un poco de que se trata el Impuesto Sobre los Ingresos Brutos.

  • ¿Qué se consideran Ingresos Brutos?

Su ingreso bruto anual representa su ingreso total antes de impuestos u otras deducciones . El “sueldo neto” representa su ingreso neto, específicamente sus ingresos menos impuestos, créditos y deducciones. Sueldos, salarios y propinas: Éste es el dinero que gana en su trabajo.

Se considera ingreso bruto el valor o monto total -en valores monetarios, en especie o en servicios- devengados en concepto de ventas de bienes, de remuneraciones totales obtenidas por los servicios, la retribución por la actividad ejercida, los intereses obtenidos por préstamos de dinero o plazo de financiación o, en general, el de las operaciones realizadas.

  • ¿Como se determina el Impuesto sobre los Ingresos Brutos?

La base sobre la cual se determina el tributo es el monto de ingresos devengados durante cada período mensual.

  • ¿Cómo y Cuando se paga el Impuesto a Ingresos Brutos?

El impuesto a los Ingresos Brutos es un impuesto provincial que se paga como porcentaje de la facturación de un negocio independientemente de su ganancia. A esto último, es lo que se le denomina efecto “cascada” y es una de las explicaciones de por qué es considerado el impuesto más distorsivo.

  • ¿Cómo se Calcula el Ingreso Bruto Anual?

Multiplica para calcular el sueldo anual si trabajas una cantidad fija de horas a la semana. Multiplica tu sueldo por hora por el número de horas que trabajas por semana para calcular tu sueldo semanal. Multiplica esta cifra por 52, el número de semanas en el año, para calcular tu sueldo anual.

  • ¿Como calcular el Ingreso Neto de una empresa?

Para calcular los ingresos netos, una empresa debe deducir de los ingresos totales todos su gastos. También debe restar los impuestos. El importe resultante serán los ingresos netos del período. Los ingresos netos se pueden utilizar para pagar un dividendo a los accionistas o se pueden reinvertir en la empresa.

  • ¿Qué significa estar Exento de Ingresos Brutos?

Se deben reunir todos los requisitos para poder considerarse exento, siendo la exención referida de pleno derecho, es decir, sin necesidad de empadronamiento ni de inscripción en el impuesto, tal como lo establece el Artículo 179 del Código Fiscal vigente.

  • Para tener en cuenta sobre los Ingresos Brutos:

Resulta importante tener presente que los códigos fiscales provinciales, admiten la deducción de los créditos incobrables producidos en el transcurso del período que se liquida y que hayan sido computados como ingresos gravados anteriormente. A tales efectos, las normas remiten a “índices justificativos de la incobrabilidad”, como ser: la cesación de pagos, la quiebra, el concurso preventivo, la prescripción, la iniciación del cobro compulsivo, entre otros. De producirse el posterior recupero -total o parcial-, éste será un ingreso gravado imputable al período fiscal en que ello ocurra.

Otro tema importante es el tratamiento de las diferencias de cambio por la facturación en moneda extranjera, que suele ser la forma típica de proteger los créditos comerciales frente a la inflación. Al respecto, los códigos fiscales nada dicen. Podría entenderse que la diferencia de cambio producida entre la fecha de facturación y la de cobro no se encuentra alcanzada, por cuanto no es producto de la actividad del contribuyente. Sin embargo, los fiscos suelen considerar que está gravada, sosteniendo que no existe norma que permita su deducción.

Una vez determinada la base “imponible”, sobre ella se aplicarán las diferentes alícuotas establecidas por cada jurisdicción para cada actividad. Desde el año 2008 se comenzaron a incrementar las alícuotas en función de los ingresos obtenidos por el contribuyente el año anterior, pasando el impuesto a tener “alícuotas progresivas”. Resulta importante revisar a principios de cada año la legislación de cada provincia para evitar reclamos por haber aplicado alícuotas inferiores a las vigentes.

Es conveniente tener presente que las actividades las actividades o rubros complementarios de una actividad principal –incluida financiación– estarán sujetos a la alícuota que contemple la Ley Impositiva para la principal. Entonces, cuando se cobren intereses por la financiación por atrasos en los pagos de los clientes, dichos intereses no implicarán una “actividad financiera” sino de la actividad comercial, industrial o de servicios ejercida por la empresa. Adviértase que el tratamiento descripto es para las actividades complementarias, no para las actividades secundarias.

Otro tema a tener en cuenta es el de los saldos a favor por exceso de retenciones, percepciones y recaudaciones bancarias frente al impuesto de cada mes. Hay que reparar en varias cuestiones. Primero y principal, que las percepciones y retenciones sufridas sean las que corresponden. Sucede que en ocasiones clientes y proveedores tienen mal parametrizados sus sistemas y por ende retienen o perciben cuando no corresponde. Otras veces, no corresponde sufrir las percepciones por tener en la jurisdicción implicada un coeficiente unificado menor a 0,1000. También debe verificarse que las recaudaciones no sean por pertenecer al “padrón de riesgo fiscal”. Si ello sucede, habrá que ver qué infracción/inconsistencia es la causante de tal incorporación.

De todos modos, existen remedios administrativos y procesales para solicitar la exclusión de las recaudaciones, como también la devolución de los saldos a favor, lo cual demora su tiempo.

Necesitás un Contador?

Conocé Countax

Necesitás ayuda con Ingresos Brutos?

Consultá Sin Compromiso

Read more

¿Cómo elegir correctamente a tu contador?

Existen numerosas razones por la que la elección de tu contador, implica una decisión estratégica para tu negocio. Es que la elección correcta de un contador no solo te permitirá tener ordenado tu negocio en el aspecto impositivo y laboral, liberándote tiempo para que te enfoques en el desarrollo de tu empresa, si no que además te permitirá contar con información precisa en tiempo real que sirva de base para la toma de decisiones importantes.

Por lo tanto el contador puede llegar a ser uno de tus socios clave (key partner) para el desarrollo de un modelo de negocios exitoso.

Entonces, ¿qué debés tener en cuenta para elegir correctamente a tu contador?

 

1. Profesionalización

Parece una obviedad, pero vale la aclaración. Es un servicio profesional, por lo que lo primero que deberías indagar es si quien te ofrece los servicios de contador es un profesional con matricula habilitante.

 

2. Calidad ante todo

Buscas un profesional que te brinde soluciones, que te muestre alternativas competitivas para tu negocio, que te asesore sobre potenciales beneficios impositivos que podrías aplicar a tu empresa y que, por supuesto, tenga ordenado y al día todas las cuestiones impositivas y laborales. Estas cualidades las podés encontrar en profesionales que tengan una mixtura justa entre experiencia, proactividad, empuje y visión estratégica.

 

3. Confianza

Como socio clave de tu negocio, debés poder depositar confianza en tu contador por dos cuestiones fundamentales: i) manejo de información clave de tu negocio; y ii) asesoramiento adecuado que contribuya al éxito de tu negocio.

 

4. Proactividad

¿Te ha pasado de tener la sensación de que cada vez que hablás con tu contador es por cuestiones negativas como deudas por impuestos, multas, inspecciones del fisco? ¿Qué tan seguido escuchas de parte de tu contador: «te paso el VEP, vence hoy»? Probablemente esto sea un indicio de que algo está fallando. Un buen contador te avisa con tiempo cuáles son tu obligaciones impositivas por vencer de manera que puedas preveer las necesidades de efectivo para afrontar dichos pagos.

 

5. Adaptación a los nuevos tiempos, sin perder el acompañamiento 

Las nuevas formas de hacer negocios y la cantidad de información que se maneja hoy en día, hacen necesario que los servicios que brinda un contador deban adaptarse para poder responder de manera adecuada. El servicio de contador online te da una respuesta a esa necesidad, brindando un servicio que mantiene el acompañamiento con un equipo de profesionales a tu disposición, pero con la gran ventaja de que no necesitás moverte de tu casa o negocio.

Necesitás un Contador?

Conocé Countax

Necesitás ayuda con tu Monotributo, Impuestos o Liquidación de Sueldos?

Consultá Sin Compromiso

 

Read more

Todo lo que necesitás saber sobre tu Monotributo

¿Qué es el monotributo?

El monotributo es un régimen simplificado para pequeños contribuyentes que unifica un componente impositivo (IVA e impuesto a las ganancias) y un componente previsional (aportes jubilatorios y obra social) en una cuota mensual única, lo que hace más simple y ágil el cumplimiento de las obligaciones impositivas.

 

¿Quiénes pueden ser monotributistas?

Como indicamos anteriormente, el monotributo está dirigido a pequeños contribuyentes. Pero, ¿qué se considera como pequeño contribuyente?

Pueden ser monotributistas las personas humanas que vendan productos o presten servicios y que además:

  • durante los 12 meses inmediatos anteriores no hayan obtenido ingresos (ventas) que superen los topes establecidos para las categorías más altas;
  • no superen los parámetros físicos (superficie afectada, consumo de energía eléctrica) y alquileres devengados establecidos para las categorías más altas.

 

No pueden ser monotributistas quienes:

  • realicen más de 3 actividades simultáneas, o posean más de 3 locales comerciales;
  • realicen importaciones de bienes para comercialización posterior
  • el precio unitario, en caso de venta de bienes, supere los $ 19.269

 

¿Qué son las categorías de monotributo?

Las categorías de monotributo son agrupamientos que permiten escalonar la cuota mensual en función al volumen de actividad de cada contribuyente. Dicho agrupamiento se determina en función de 5 parámetros:

  • Tipo de actividad: venta de bienes o prestación de servicios
  • Ingresos brutos anuales
  • Superficie afectada a la actividad
  • Consumo de energía eléctrica
  • Monto de alquileres devengados

Conforme a estos parámetros, existen 11 categorías (de la A a la K) para venta de bienes y 8 categorías (de la A a la H) para prestación de servicios.

En el siguiente link (Categorías Monotributo 2019) podrás ver los parámetros máximos de cada categoría determinados para el año 2019.

 

¿Qué son las recategorizaciones y cuándo debo realizarlas?

Las recategorizaciones se realizan cada 6 meses (en enero y julio de cada año) y consisten en evaluar la actividad de los últimos 12 meses: los ingresos obtenidos, la superficie afectada, el consumo de energía eléctrica y los alquileres devengados; y contrastarla con los parámetros de la categoría en la que te encontrás inscripta. De esta evaluación puede suceder que: mantengas la categoría actual, o que debas recategorizarte a categoría más alta o más baja que la actual.

 

¿Qué sucede con los impuestos provinciales y municipales?

Como te indicamos anteriormente, con el pago de la cuota mensual del monotributo, estás pagando 2 impuestos nacionales que alcanzarían el desarrollo de tu actividad: IVA e impuesto a las ganancias.

Ahora bien, ¿qué sucede con los impuestos provinciales y municipales?

Con impuestos provinciales y municipales nos referimos a aquellos que gravan el desarrollo de actividades industriales, comerciales o de servicios. En el ámbito provincial, hablamos habitualmente del impuesto sobre los ingresos brutos; mientras que en el plano municipal, la gran mayoría de los municipios cobra una contribución o tasa sobre actividad comercial, industrial y de servicios.

En este sentido, hay provincias y municipios que han adherido al llamado Monotributo Unificado, mediante el cual a través del pago de la cuota mensual de monotributo se abona un importe adicional para cumplimentar con las obligaciones impositivas provinciales y municipales.

Por ello, se debe considerar el lugar donde desarrollás tu actividad para evaluar si aplica o no el Monotributo Unificado.

 

Si todavía no te diste de alta, en Countax te simplificamos el trámite por solo $750

Comenzar Inscripción al Monotributo

Necesitás un Contador?

Conocé Countax

Necesitás ayuda con tu Monotributo, Impuestos o Liquidación de Sueldos?

Consultá Sin Compromiso

 

 

 

Read more
× ¿Cómo podemos ayudarte?